Retazos de temas que me han interesado alguna vez, experiencias vividas, recuerdos, libros leídos, textos perdidos y rescatados, films que han dejado una impronta en mi memoria, pero también proyectos no realizados o postergados...







martes, 31 de julio de 2012

LA NOCHE DEL CAZADOR: APUNTES PARA UN CINE-FORO

Dream little one, dream
dream, my little one, dream
though the hunter in the night
fills you childish heart with fright
fear is only a dream;
so, dream, little one dream

(Sueña, pequeño, sueña;
sueña, mi pequeño, sueña;
aunque el cazador, en la noche
llene de miedo tu infantil corazón
el miedo es solamente un sueño.
Así que sueña, pequeño, sueña).

LA TRAMA (Si usted vio la película, no necesita leer lo que sigue.  Si no la ha visto, no se preocupe, no voy a revelar dónde estaba el dinero)

 A manera de prólogo, sobre el fondo de un cielo estrellado aparecen los rostros de la señorita (o señora, no se sabe) Cooper y de varios niños, a quienes ella les recuerda lo dicho en la última lección de la escuela dominical:

-"Bienaventurados los puros de corazón...Él dijo que ni el Rey Salomón en toda su gloria es tan hermoso como los limpios de corazón...No juzguéis y no seréis juzgados".

La Señorita Cooper toma en sus manos la Biblia y prosigue:
-"Cuidado con los falsos profetas que vienen a tí con piel de cordero pero son lobos rapaces. Los conoceréis por sus frutos..."

mientras su voz se superpone en off a una toma aérea donde vemos, primero, al río Ohio, luego una pequeña población aledaña al río, y finalmente, ya más cerca, a un grupo de niños correteando, quienes, mientras juegan al escondite, descubren el cadáver de una mujer en el granero. 

La voz en off continúa:

Un árbol bueno no puede dar frutos malos ni un árbol malo dar frutos bueno. De modo que por sus frutos los conoceréis..."

Ya estamos advertidos: aparece en la carretera un auto manejado por un hombre vestido de negro y tocado con un sombrero de igual color.  El hombre, mirando hacia el cielo, sostiene una extraña conversación :
-"Bien: ¿Y ahora qué, Señor?  ¿Otra viuda? ¿Cuántas han sido? ¿Seis? ¿Doce? No lo recuerdo...Tú siempre me mandas dinero para divulgar y predicar Tu Palabra...Una viuda con un pequeño fajo de billetes escondidos en un recipiente de azúcar".
Se trata de Harry Powell, sedicente predicador que tiene una peculiar manera de concebir al Creador: le atribuye un inmenso odio a las mujeres y una Providencia que no repara en los medios. Powell entra en un espectáculo de variedades, y mientras medita (siempre en el diálogo con el Altísimo) si utilizará la navaja que lleva consigo, es apresado por el robo de un auto, juzgado y condenado a... treinta días de cárcel.

Entretanto,  perseguido y herido por la policía por el atraco a un banco donde mueren dos personas, Ben Harper, padre de los pequeños John y Pearl y esposo de Willa, se presenta en su casa herido y cargado de dinero.   Hace jurar a John dos cosas: que cuidaría de su hermana Pearl y que no revelaría a nadie, incluyendo a su madre,  dónde estaba el dinero del banco. Sometido delante de sus hijos, es apresado y sentenciado a morir en la horca.  Enviado a la misma celda  donde Powell cumple su breve condena , deja escapar en sueños una cita del profeta Isaías (11:6) que debe haber leído en su Biblia protestante: "...un niño pequeño los guiará", frase cuyo sentido Powell  capta en seguida.  Presentándose como "hombre de Dios" intenta en vano persuadir a Harper de revelar el lugar donde dejó el botín del robo. Mientras llevan a Harper a la horca, Powell sostiene la navaja con ambas manos, tatuadas en los dedos con la palabra HATE, u odio (izquierda) y LOVE o amor (derecha) mientras, dirigiendo su mirada al cielo, dice:
-"Señor, seguro que sabías lo que hacías cuando me pusiste en esta precisa celda en este preciso momento...un hombre con 10.000 dólares escondidos en algún lugar...y una futura viuda"
Harper es ejecutado, no sin pesar del propio guardia de la prisión, quien destaca la valentía del reo y muestra un gesto de preocupación cuando se entera de que deja viuda y dos huérfanos.  Al llegar a su casa ve a sus dos hijos durmiendo y le dice a su esposa que "desearía regresar a la mina".
Ya liberado, Powell se dirige en tren al pequeño poblado donde vive la viuda con sus niños.  A través del Tío Birdie, un anciano viudo que tiene un antiguo barco en el río, localiza la casa de los Harper. Haciéndose pasar por ex-capellán de la Penitenciaría de Moundsville y director espiritual de  Ben Harper, va a la heladería del pueblo. Allí Willa, la viuda de Harper trabaja en el mostrador del negocio del matrimonio Spoon, donde la señora Spoon escucha boquiabierta la barata homilía de Powell sobre el triunfo del amor sobre el odio utilizando sus manos tatuadas. Éstos convencen a  la viuda Willa a casarse con el predicador, quien les hace creer a todos que el difunto Harper le dijo que había lanzado el dinero al río... mientras averigua...

Una vez casado, le impone a Willa un régimen de abstinencia sexual y efectúa un verdadero "auto de fe" en el cual la viuda se acusa de haber incitado a su primer esposo a robar por el afán de joyas, vestidos y dinero.  Todo esto mientras intenta sonsacar a los niños el destino de el botín.  Descubierto por Willa, la degüella, la sumerge en el lago con su auto y hace creer en el pueblo que ella lo ha abandonado mientras continúa el acoso a John y Pearl con amenazas y chantaje de no darles alimento.
 Los niños logran escapar con el dinero en el bote del padre y se inicia la cacería por parte de Powell, quien termina por perderlos de vista por un tiempo.  Entretanto, los niños, después de dormir en cobertizos, mendigar comida y navegar sólos río arriba, son encontrados por Miss Cooper, la misma anciana que apareció al comienzo del film, quien sostiene en su propia casa una pequeña comunidad de niños huérfanos y faltos de amor a quienes les administra sabiamente cobijo, alimento, calor, y el pan espiritual de la Palabra de Dios sin retorcimientos ni hipocresía.  Miss Cooper recoge, pues, a los hermanos Harper, los lava, los alimenta y logra devolverles el sosiego.
Pero la amenaza continúa.  El malvado Powell, valiéndose de un caballo robado, recorre el trayecto colindante con el río y termina localizando a los chicos gracias a la imprudencia de Ruby, una de las jóvenes de la casa, quien también cae bajo el hechizo seductor de Powell. Miss Cooper desenmascara rápidamente al farsante, quien ya no oculta sus intenciones y tras hacerlo esconderse en el sótano mediante un certero disparo de escopeta, llama a la policía. Mientras esta llega, le dice al valiente John:
-"John, cuando eres pequeño tienes más resistencia de la que Dios no te concederá jamás...los niños son los hombres más fuertes. Ellos resisten"

Powell es apresado y acusado de haber asesinado y despojado de sus bienes a 24 mujeres.  Los Spoon, antes complacientes con Powell, ahora piden que sea linchado.  Pero el mismo verdugo que había ejecutado apesadumbrado a Harper, cumple con satisfacción el deber de proteger a Powell del linchamiento y garantizar su ejecución.
Llega la Navidad y los niños la celebran con modestos presentes. Miss Cooper deja escapar esta reflexión en voz alta:

-Señor. salva a los niños pequeños... Pensaríais que el mundo debería avergonzarse de llamar Navidad a un día como éste por cada uno de ellos y después continuar de la misma manera.  Mi alma se abate cuando veo la forma en que los pequeños aceptan su suerte...
...Señor, ¡salva a los niños pequeños!  El viento sopla y la lluvia es fría...aún, resisten.
...Resisten y perduran...
Charles Laughton

EL AUTOR:  Muy intenso fue el efecto que tuvo en Charles Laughton el rechazo de la crítica en el estreno de "La noche del Cazador", así como a su estrepitoso fracaso en taquilla.  Tanta fue su aflicción que nunca más volvió a colocarse detrás de la cámara. Cuando tomó esta decisión,  Laughton jamás pensó que ese único film suyo se convertiría en una de las joyas más preciadas de la historia del cine.  Para muestra un botón: en 2007, Cahiers du Cinéma, la prestigiosa revista francesa publicó la lista de las 100 películas más hermosas del mundo, según la votación de 78 críticos e historiadores franceses de cine, La noche del cazador ocupó el segundo lugar con 47 votos, sólo debajo de El Ciudadano Kane y empatada con La regla del juego de Jean Renoir [ver enlace].  Tanta es la fama de esta película en la actualidad, que en una publicación consultada se advierte a las generaciones jóvenes que Laughton ¡...también fue un afamado actor!

LOS PERSONAJES:  Indudablemente el interés mayor de un cine-foro entre psiquiatras y psicólogos clínicos se centra en Harry Powell, magistralmente interpretado por Robert Mitchum.  El diagnóstico de "psicopatía" viene a la mente de todos, incluyendo quienes no son psiquiatras ni psicólogos clínicos.  Con fines didácticos, no obstante, vale la pena revisar los criterios actuales de esa entidad clínica que se ha llamado sucesivamente "personalidad psicopática", "personalidad sociopática", "trastorno antisocial de la personalidad" y "trastorno disocial de la personalidad".  La clasificación estadounidense de trastornos mentales en la versión revisada de su cuarta edición, conocida como DSM-IV TR, describe los siguientes Criterios para el diagnóstico del Trastorno antisocial de la personalidad (código 301.7):


A. Un patrón general de desprecio y violación de los derechos de los demás que se presenta desde la edad de 15 años, como lo indican tres (o más) de los siguientes ítems:

1. fracaso para adaptarse a las normas sociales en lo que respecta al comportamiento legal, como lo indica el perpetrar repetidamente actos que son motivo de detención
2. deshonestidad, indicada por mentir repetidamente, utilizar un alias, estafar a otros para obtener un beneficio personal o por placer
3. impulsividad o incapacidad para planificar el futuro
4. irritabilidad y agresividad, indicados por peleas físicas repetidas o agresiones
5. despreocupación imprudente por su seguridad o la de los demás
6. irresponsabilidad persistente, indicada por la incapacidad de mantener un trabajo con constancia o de hacerse cargo de obligaciones económicas
7. falta de remordimientos, como lo indica la indiferencia o la justificación del haber dañado, maltratado o robado a otros

B. El sujeto tiene al menos 18 años.

C. Existen pruebas de un trastorno disocial que comienza antes de la edad de 15 años.

D. El comportamiento antisocial no aparece exclusivamente en el transcurso de una esquizofrenia o un episodio maníaco.

Aunque se trata de una obra de ficción, podemos conjeturar que Powell cumple con casi todos los criterios de la clasificación: en el criterio A, su comportamiento calza perfectamente con el ítem 1: ha asesinado y robado a 24 mujeres, sin contar el robo del auto al principio del film, y el del caballo hacia el final.  El fracaso para adaptarse se evidencia en la detención por robo del auto y, por supuesto, su sentencia final.
En cuanto al ítem 2, la mentira en todo momento es su marca de fábrica: miente al presentarse en el pueblo como antiguo capellán de la prisión donde estaba Ben Harper, al decir que el dinero había sido lanzado al rio, al desacreditar a Willa ante la comunidad diciendo que ella no quiso tener relaciones sexuales con él durante la luna de miel, cuando fue todo lo contrario, que bebía, que lo abandonó, etc.  Miente ante la pequeña Pearl cuando intenta sonsacarle el secreto acerca del botín.  Pero sobre todo, miente acerca de sí mismo, cuando se presenta con la indumentaria y el talante de un predicador.
No tenemos evidencia de que sea impulsivo o incapaz de planificar el futuro (ítem 3). Más bien luce bastante previsivo como para planificar y ejecutar el proyecto de viajar en tren al pueblo de Harper, casarse con la viuda, intentar que los niños le revelen el destino del dinero que Harper robó del banco, perseguirlos a caballo, seguirles la pista en la ciudad donde se encuentran con Miss Cooper y llegar a su casa a buscarlos. Esta incesante actividad llega a hacer al pobre John preguntarse: 
- "¿Es que él nunca duerme?"
La irritabilidad y agresividad (ítem 4) sí aparecen, especialmente ante la tenaz negativa de John de revelar el escondite del dinero, que lo hace salir de sus casillas más de una vez, y de modo eminente al asesinar a Willa cuando ésta descubre que el dinero no estaba en el fondo del río y que Powell acosa a sus hijos.
El ítem 5 lo cumple en buena parte al exhibirse públicamente, hasta el punto de hacernos pensar si no será una falla del guión el hecho de que no lo hubieran atrapado antes.
Sobre el ítem 6 (irresponsabilidad laboral y financiera) no poseemos información, a menos que se considere su presunto ministerio religioso como un trabajo.
El ítem 6 es quizá el más conspicuo:  en ningún momento Powell da señales de remordimiento, de arrepentimiento o de la más ligera capacidad de autocrítica.

El aspecto más llamativo de los Criterios Diagnósticos es el señalado al comienzo del grupo A: 
"Un patrón general de desprecio y violación de los derechos de los demás"  El desprecio por los otros.  Powell desprecia a todos: a la mujeres que ha asesinado o a las que se encuentra en el camino, como la bailarina de variedades o Ruby, la adolescente a cargo de Miss Cooper. Desprecia a Harper, a todos los vecinos del pueblito, a la policía y al juez.  Pero ante todo hay alguien a quien desprecia sobre todas las cosas:  a Dios, de quien se presenta como ministro. Si hubiera sido simplemente un ateo que se hacía pasar por religioso, se consideraría este rasgo como consecuencia de una posición ideológica.  Pero lo sorprendente es que Powell aparece hablando a solas con Dios, es decir, orando, si bien de una manera que resulta desconcertante, cuando nadie lo ve: ¿Cree este hombre verdaderamente en Dios?  Me atrevo a decir que sí, pero al mismo tiempo lo desprecia y utiliza.  Diríamos que se ha fabricado un Dios a su medida  que justifica todas sus fechorías y que le sirve como coartada ante sí mísmo para no tener que verse tal como es y efectuar un cambio en su vida. Cuando Harper, en la prisión, le pregunta cuál es su religión, Powell le responde:

 -"La religión que el Todopoderoso y yo creamos entre nosotros"

Siguiendo con los criterios diagnósticos de la DSM-IV, el criterio B coincide con Powell: tiene más de 18 años de edad.  En cambio, no tenemos evidencia de que cumpla el C: no sabemos si su comportamiento disocial se remonta a los 15 años.  En cambio, podemos asegurar que, al menos en lo que se refiere a los hechos que narra la película, no ha habido ningún episodio esquizofrénico o maníaco.
De modo que en lo que se refiere a esta clasificación, Powell cumple con creces con los criterios exigidos para el Trastorno antisocial de la personalidad.
[Para ver los Criterios de la DSM 5 hacer clic sobre este enlace]

En la Clasificación Internacional de la Organización Mundial de la Salud, capítulo dedicado a los trastornos mentales (CIE-10) no hay discrepancias que apunten hacia un diagnóstico diferente.

Aunque Powell es el personaje central de esta historia, vale la pena considerar brevemente a los otros.  Ante todo Ben Harper, el padre de John y Pearl.  Es un delincuente, sin duda.  Es un ladrón y un homicida, y no es necesario caer en tópicos sociologistas tratando de exculparlo.  Pero es evidente la diferencia.  Harper no tiene un trastorno de personalidad.  Es un delincuente, mas no un sociópata o psicópata.  En algunos trabajos se le le ha llamado delincuente subcultural.  Cuando se encuentran en la celda, se establece el siguiente diálogo entre Powell y Harper:
POWELL: - "Mataste a dos hombres, Ben Harper".
HARPER: - "Es cierto, predicador.  Robé ese banco porque estaba cansado de ver a los niños vagando por los bosques sin comida, niños vagando por las carreteras en este tiempo de depresión, niños durmiendo en viejos coches abandonados y montones de basura.  Me prometí a mí mismo que nunca vería al día en que mis hijos pasaran necesidad.
Harper no elude su responsabilidad.  Acepta con tal entereza el castigo máximo, que el mismo verdugo se admira de su valor, conmovido al saber que como él, tiene esposa y dos hijos, e incluso piensa en dedicarse a su antiguo trabajo como minero.
Otro gran personaje de este drama es John.  Casi hasta el último minuto se mantiene firme en el cumplimiento del juramento que le hizo a su padre de no revelar el destino del dinero y guardarlo para velar por su hermanita Pearl.  No se doblega ante la inconsistencia de su madre, ni ante la feroz persecución de Powell por tierra y por agua.  Soporta amenazas, chantajes, insomnio, hambre, la debilidad de la pequeña Pearl, quien ha estado varias veces a punto de romper el juramento.  En un pueblo donde los mismos niños se mofan cantándoles la canción del ahorcado y dibujan un muñeco con una cuerda al cuello, donde hasta el Tío Birdie se doblega ante el miedo, John es firme en sus valores.  Cual un nuevo Moisés, sacado de las aguas por Miss Cooper, es el protector de su hermana.  Sólo cederá ante la visión del hombre desvalido que, al igual que su padre es sometido con una innecesaria violencia por la sempiterna brutalidad de la policía.  Allí surgirá un sentimiento más noble que el deber: la misericordia.
Dejo de último a Miss Cooper, interpretada por la famosa actriz del cine mudo Lilian Gish, quien demuestra con su magnífica voz que hasta que Laughton la redescubrió (como hizo Bergman con Victor Sjöstrom) fue desaprovechada por la industria cinematográfica.  No sabemos si Miss Cooper es viuda, madre soltera o separada.  Se habla de un hijo ausente que despertó en ella la vocación de cuidar de los niños que en esa época de depresión la Providencia le enviara.  Dice de sí misma:
"Soy un árbol fuerte con ramas para muchos pájaros".

Representa la antítesis de Powell.  Él es extremadamente cobarde.  Ella es valiente. Él usa al Creador para sus fines personales. Ella sirve a Jesús en sus pequeños, segura de que donde comen dos, comen tres. Tiene la mirada puesta en lo sagrado, pero encarnado justamente donde Powell miraba con desprecio: los otros.  Es realista.  Sabe que Rudy es vulnerable con los hombres, pero no la juzga, la comprende y por eso la abraza y le regala un prendedor en Navidad.  Más aún,  Se conoce a sí misma;  - "Todos necesitamos amor".  Como una puritana del Mayflower o un peregrino de Massachusets, les lee a los chicos la Biblia, pero empuña (y dispara) la escopeta cuando es necesario para salvar a sus pequeñuelos. 
No sé si es contingente, o fue algo intencional. Cuando Powell les monta guardia a la casa de Miss Powell, éste  canta un hermoso himno cristiano que en sus labios resulta aterrador, justamente por venir de quien viene.  En ese momento Miss Powell, rifle en mano, canta el mismo himno, pero con la variante de añadir el nombre de Jesús.









POWELL:
Leaning, leaning, safe and secure from all alarms;
Leaning, leaning, leaning on the everlasting arms.
         MISS COOPER
Leaning on Jesus, leaning on Jesus, safe and secure from all alarms;
Leaning on Jesus, leaning on Jesus, leaning on the everlasting arms.
Se ha catalogado este film como thriller, cine negro, cuento de hadas, novela de terror, novela gótica y hasta comedia.  Creo que es todo esto y mucho más.  Pero nunca he leído que se la vea como una parábola evangélica.  Creo que la visión de esta película con esa dimensión, para mí obvia, resulta mucho más enriquecedora. Estos son, como dice el título, apuntes para un posible cine-foro que no se ha realizado aún.  Le he dado al tema un enfoque clínico descriptivo.  Los aportes de tipo ético, psicodinámico, neurobiológicos o sociológicos serán bienvenidos.  Anímense.  Aunque no sean especialistas en la materia.
 


FICHA TÉCNICA: La noche del cazador (The night of the hunter). Estados Unidos 1955.  1 hora 33 minutos. Dirección: Charles Laughton. Guión: James Agee, basado en la novela homónima de Davis Grubb. Producción: Paul Gregory.  Música: Walter Schmann. Fotografía: Stanley Cortez.  Montaje: Robert Golden. Dirección artística: Hilyard Brown. Intérpretes: Robert Mitchum (Harry Powell), Shelley Winters (Willa Harper), Lillian Gish (Rachel Cooper), James Gleason (Birdie Steptoe), Evelyn Varden (Icey Spoon), Peter Graves (Ben Harper), Don Beddoe (Walt Spoon), Billy Chapin (John Harper), Sally Jane Bruce (Pearl Harper), Gloria Castilo (Ruby)

                                                       REFERENCIAS:

American Psychiatric Association:  Diagnostic Criteria From DSM-IV TR.  Washington DC 1994, p 279 y 280. Existe la versión castellana, accesible por Internet.

Cahiers du Cinéma 2007: Le 100 plus beaux films du monde.  En:
http://www.cahiersducinema.com/100-FILMS.html. Lo traduje y publiqué en el suplemento de este blog: http://conescapularioajeno.blogspot.com/2012/08/los-100-films-mas-hermosos-del-mundo.html

García Ruiz, Sonia: El río y la carretera como hilos conductores del entramado textual en The Night of the Hunter (1955) y The Grapes of Wrath (1940).  El relato. VI Congreso Internacional de Análisis Textual. Fac. de Ciancias Sociales, Jurídicas y de la Comunicación.  Universidad de Valladolid.  Campus de Segovia. 15 a 17 de abril de 2010. En:
http://www.tramayfondo.com/actividades/congreso-VI/actas/soniagarcia.html

Lucierga Pérez, María José: El Bien y el Mal y la mirada del otro: La construcción de la imagen en La noche del cazador. Universidad de Murcia. En: http://www.um.es/tonosdigital/znum12/secciones/Relecturas%20A-cazadortonos.htm

10 comentarios:

  1. Franklin:
    Voy a opinar brevemente sobre el problema de la relación con Dios, ya que de las personalidades antisociales, lo que he leido está escrito por ti.
    El Dios del Sr. Powell es Todopoderoso y a Él solo se le puede pedir complicidad.
    El Dios de la Sra. Cooper es Padre amoroso que te permite defender a los débiles con tu propia vida. Hay una valentía en el amor.

    ResponderEliminar
  2. Cuando se tiene formación psiquiátrica, es posible ver la realidad con ojos más acuciosos. Estoy segura de que muchas películas no soportarían un análisis tan riguroso, quedando en evidencia sus propias inconsistencias. Recuerdo, por ejemplo, los comentarios que hiciera alguna vez un familiar psiquiatra sobre "El cartero llama dos veces" (The Postman Always Rigns Twice, 1981). Razonaba mi pariente que la frialdad del personaje interpretado por Nicholson, desde el inicio del film, se contradecía con la ternura y el dolor que mostraba al final tras la muerte de Cora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La volveré a ver, a lo mejor hay elementos interesantes para discutir desde el punto de vista clínico. Gracias por participar.

      Eliminar
  3. Hablando de Charles Laughton, en dias recientes volvi a var Testigo de Cargo y al final, mirando al personaje y no tanto a la película, uno no sabe si Sir. Wilfrid, asume el estereotipo de Winston Churchill o si ocurrió a la inversa.
    Se que esto no viene a la discusión, pero lo relaciono con su rol como director.
    Cuando un actor se adueña de tal manera de su papel, a uno le cuesta trabajo pensarlo haciendo otra cosa distinta a la de encarnar ya no a un personaje, sino a una sociedad entera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pero Sir Winston le ganó la guerra a los nazis. Laughton no pudo ver el triunfo final de su film. Murió pensando que había fracasado como director.

      Eliminar
  4. LILIA MELÉNDEZ DE NUCETTE ESCRIBIÓ:
    Querido Franklin , estoy de acuerdo que es un trastorno disocial de la personalidad ,lo que padece Powell Cada personaje tiene su ingrediente particular. Increiblemente rico el Film La Noche del Cazador. Te felicito
    Lilia Nucette

    ResponderEliminar
  5. LILIA MELÉNDEZ DE NUCETTE ESCRIBIÓ:
    Franklin, a este personaje Powell,le agregaría, para afianzar su diagnóstico de trastorno disocial de la personalidad , que no aprende con la experiencia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Es verdad que Sir Winston ganó la guerra, y Laughton no vio su triunfo como director, pero ambos encarnaron a Inglaterra y ambos con el estilo victoriano que se resiste a abandonar a los ingleses.
    Creo que me desvío de la discusión, pero no puedo concentrarme en la psicopatología porque soy alumno devoto.

    ResponderEliminar
  7. tenia mucho tiempo buscando esta película desde q vi la foto de R Mitchum con los catacteristicos tatuajes, eso del love/hate en los nudillos de un predicador fue una imagen q me provocó mucha curiosidad sobre este film, sin embargo no sabia ni como se llamaba, aunque el artículo se ve muy interesante creo q voy a esperar a ver la pelicula para leerlo, y si tienes dicha película en tu respetable videoteca me encantaria q la viéramos uno de estos dias
    El tema de los desórdenes de personalidad u otros trastornos mentales en las películas es toda un arma de doble filo, pueden convertirse en obras maestras así como en desastres insalvables. Un ejemplo es "The Shining" de nuestro estimado Kubrick, el gran mérito del libro en el q se basa es la forma en la que logra relatar y describir el proceso de enajenación mental que gradualmente sufre el protagonista, de eso se trata la historia, sin embargo el film de Kubrick falló en captar ésto, y en la película el portagonista prácticamente está loco desde un principio y al final termina siendo otra película de horror "slasher" pero con una cinematografia soberbia.
    Me anoto para el cine foro, por los momentos puedo sugerir estos títulos relacionados al tema, en lo que se me ocurran otros los iré proponiendo, mientras tanto, en orden de preferencia:
    - "Pi" de Darren Aronofsky
    - "Old Boy" de Park Chan-wook
    - "El Maquinista" de Brad Anderson
    - "Mr. Brooks" de Bruce A. Evans
    - "American Psycho" de Mary Harron basada en la excelente novela de Bret Easton Ellis
    - "One Flew Over the Cuckoo's Nest" de Miloš Forman
    - Apocalypse Now - Director´s Cut de FFC
    - "Catch 22" de Mike Nichols 1970

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quien encuentra sobreactuado a todo el elenco, especialmente a Robert Mitchum y Shelley Winters. A mi me parece que no. Toda la obra está en clave expresionista y en una atmósfera onírica, justamente "nocturna", deliberadamente distorsionada.

      Eliminar